Bookmark and Share

19 junio 2012

Hollywood Monsters, sin gracia y monstruosamente difícil.

Otro juego con más de 15 años de antigüedad, pero que gracias a FX Interactive, acabó en mis manos. La verdad es que como ya he dicho anteriormente no soy un aficionado a las aventuras gráficas, especialmente debido a que me resulta bastante complicado seguir la línea de deducción que los programadores de este tipo de juegos establecen para llevar a cabo las tareas requeridas para cada situación.

Tengo que reconocer que en el caso de The Longest Journey, el proceso para llevar a cabo cada una de las pruebas o tareas (como mejor os plazca decirlo), resultó sorprendentemente fácil o por lo menos, si bien, tenia su complicación, la jugabilidad me permitió jugar toda la aventura sin acabar desesperándome por no saber que hacer.


Algo que no ha sucedido en este juego, Holliwood Monsters es realmente difícil, no complicado, pero si tiene un proceso lógico que a mi se me escapa completamente. Pero antes podéis ver la presentación en el vídeo que os dejo a continuación.

video

El vídeo de la presentación es de la versión editada por Dinamic Multimedia, la que originalmente lo sacó al mercado en el año 1997, pero la que actualmente aun podemos encontrar en FX Classic Stores simplemente se diferencia en que se ha eliminado el tema de La Unión y se ha dejado una musiquilla algo insulsa, si la comparamos con una canción de este gran grupo de pop español, que a mi parecer es mucho mejor.

 
Primero pasemos a contar un poco la trama que encontraremos en este juego; la historia nos traslada a los años 20 o 30 del siglo pasado. Podríamos decir la época dorada del cine en blanco y negro, y donde aparecieron los míticos monstruos del género del terror, tales como Drácula interpretado por Bela Lugosi, Frankenstein o la momia llevados a la pantalla por Boris Karloff, o el hombre invisible y el hombre lobo interpretados por Claude Rains. Todos estos personajes impactaron con sus aterradoras películas y crearon escuela para las siguientes generaciones del cine de terror.


Pues el juego nos presenta un mundo donde los actores de estas películas realmente son criaturas de la noche, Drácula es un verdadero vampiro, Frankenstein es realmente un golem de carne, la momia es eso, una momia resucitada y así con todos y cada uno de los míticos personajes de principios del cine de terror.
Y como sucede en estos casos, la industria del cine ha creado unos premios para galardonar a las mejores producciones de este género, los llamado Hollywood Monsters. La aventura nos presenta a dos periodistas del periódico The Quill a los que se les encarga la, en un principio, aburrida tarea de cubrir la entrega de los premios y acudir posteriormente a la fiesta de los premios en la mansión del magnate del cine y dueño de los estudios M.K.O.
 

Estos dos periodistas son Ron Ashman y Sue Bergman, dos de los mejores periodistas del periódico The Quill, que entre ellos hay una gran rivalidad tanto profesional como personal (algo muy típico en las películas de periodismo). En un principio, Ashman no parece estar nada interesado en tener que hacer un artículo de sociedad, así que utilizando la técnica de: yo soy mejor que tu y me quedo con el artículo, logra endosarle el artículo a Bergman.


Pero lo que a primera vista parece una historia fácil y sin ningún interese pronto se convertirá en un caso de gente desaparecida y con una trama mucho más oscura e inquietante. Ya que al día siguiente de la monstruosa fiesta, la atractiva Bergman ha desaparecido sin dejar rastro. Y en el periódico, el jefe parece bastante preocupado por la falta de noticias de su intrépida reportera. Es por ello que tras hablar con Ashman deciden averiguar que ha sucedido, a partir de este momento, todo será un periplo de viajes a los lugares de residencia de los principales monstruos del cine tratando de averiguar que es lo que ha sucedido con Bergman y de camino ir acaparando las pistas sobre una trama aun más inquietante que los protagonistas de las películas de terror.


Como en la mayoría de los juegos de aventuras gráficas, la historia suele ser bastante buena, pues es el centro absoluto del juego. Algo que en Hollywood Monsters se cumple sin lugar a dudas. No es que podamos decir que sea un guion de obra maestra, pero logra mantenernos enganchados a la aventura y a medida que vamos descubriendo lo que realmente está sucediendo nos sirve de acicate para seguir jugando.
Pero tengo que reconocer que en el aspecto de jugabilidad, la cosa a mi parecer y siempre desde mi pobre capacidad de deducción, la cosa no está también llevada. 

Tengo que decir que mi historia con los videojuegos se remonta a la década de los años ochenta, cuando el mercado estaba dominado por los ordenadores de 8 bits y los juegos venían en las desaparecidas casettes. En aquellos años, los reyes indiscutibles de los videojuegos eran las compañías españolas, Dinamic, Topo, Opera y otras. Creaban obras maestras del entretenimiento sin parar. Pero si bien eran alabados por su juegos, también eran reconocidas por la extrema; y recalco lo de extrema dificultad de dichos juegos. Nada de las medianías que hoy en día podemos encontrar en el mercado, los juegos de aquellos años requerían de decenas de horas para simplemente poder superar las primeras fases. Y sin guardan ni nada por el estilo, lo máximo tres vidas o cinco en los casos en los que los programadores se volvían locos de generosidad. Estoy seguro que más de uno puede recordar la maquiavélica primera fase del Army Moves y sus malditos puentes, la fase de los balcones del Misterio del Nilo o las calles apocalípticas del After the War, por poner unos ejemplos.


Pues en este caso, la dificultad de Hollywood Monsters es extremadamente abrumadora. No por el hecho de la cantidad de objetivos a cumplir, que son bastantes, sino por la carencia absoluta de pistas para poder conseguir superar los puzles o la necesidad de tener que deducir cosas sin sentido por el mero hecho de que se nos muestre algo durante unos pocos segundos.


De nuevo reconozco que no se me dan bien este tipo de juegos, pero que simplemente en la primera fase del juego, necesite recurrir a las soluciones porque no soy capaz de encontrar el proceso a seguir, me parece realmente absurdo. Para mi, que los señores de Péndulo sentían nostalgia de aquellos años dorados y trataron de hacer lo que ya hacia la industria española. Acabar con la paciencia de los jugadores y haciendo que más de uno sintiese ganas de tirar por la ventana el ordenador, el radiocasete y a tu madre si tenía la inoportuna idea de aparecer por la habitación en ese momento.


En el apartado gráfico, tampoco es que podamos tirar cohetes, es cierto que al tratarse de la primera obra realmente profesional de esta compañía deberíamos mirarla con mejores ojos, además de que se trata de un juego con más de 14 años de vida. Pero también es cierto que hablamos de una aventura gráfica de estilo clásico, y si tenemos en cuenta que desde hace más de 20 años la cosa no ha cambiado mucho desde aquellos maravillosos juegos como Indiana Jones y la última cruzada, Maniac Mansion, Lure of the Temptress, Loom o los incombustibles Monkey Island. Por lo que como mínimo se espera un juego de características semejantes, algo que no exige demasiado esfuerzo contando los recursos actuales.


El problema llega en el apartado sonoro. La música que acompaña al juego es correcta, el problema es que debido a lo complicado del juego, exige pasar mucho tiempo en el mismo escenario con lo que no tardamos en acabar hasta la coronilla de música y su poca variedad. Pero el verdadero problema llega con el doblaje del juego (y recordemos que se trata de un juego español) la verdad es que el estudio de doblaje no se esmeró lo suficiente a la hora de seleccionar a los actores que pondrían la voz al juego. Algunos se esmeran, pero el problema llega cuando llegan los que no tienen ganas de trabajar o simplemente no sirven para esto. Algunas voces son insulsas, en el mejor de los casos. Y otras simplemente dañan el oído y el buen gusto.
Los problemas de doblaje son comunes en los juegos de bajo coste (especialmente en España, cuando el bajo coste significa tener que hacer el trabajo por amor al arte). Pero cuando en algunos momentos descubrimos la pequeñas maravillas que algunos aficionados hacen por simple satisfacción personal, pues no comprendes como gente profesional no hace las cosas de manera adecuada. Algo que sucede en este juego, con más de uno de los dobladores.

Bueno ahora vamos a por las trampas. Que en este caso os aseguro que las vais a tener que utilizar si tenéis la intención de terminaros el juego (y el que no lo haga, que sepa que tiene mi mayor admiración).
Al tratarse de una aventura gráfica no hay códigos ni combinaciones de teclas ni nada por el estilo, simplemente aquí os dejo el enlace que os lleva directamente a la página de FX Interactive para que vosotros mismos os descarguéis los PDFs que contienen las guías del juego.

http://www.fxinteractive.com/p013/p013.htm

Holliwood Monsters es el primer trabajo serio con el que apareció en el mercado de los videojuegos la compañía Péndulo Studios. Puede que este nombre os suene, pues su siguiente trabajo fue Runaway. El cual se ha llevado estupendas críticas de la prensa especializada (y que posiblemente sea el siguiente juego que comente, pues estoy empezando a jugármelo en estos momentos). Y también va a ser el primer juego que comento en el blog, que no me ha gustado. Realmente la historia a mi parecer no resulta interesante, posiblemente debido a que el doblaje impide que los personajes tengan el carisma necesario para resultarme atractivos. El juego trata de ser una crítica al cine norteamericano, y a las películas de cine negro y terror. Todo ello tratado en clave de humor, pero sin tener la chispa necesaria para resultar gracioso. Otro de los problemas es su elevada dificultad y su carente curva de aprendizaje por lo que resulta frustrante incluso en los primeros pasos de juego.


En definitiva, que a pesar de que el género de las aventuras gráficas no es precisamente uno de mis preferidos, si soy capaz de distinguir cuando me encuentro delante de un gran juego o no. Y en este caso el primer trabajo del estudio español Péndulo es bastante malo, y en ningún caso puedo recomendarlo. Aunque si deseáis ver los principios de uno de los mejores estudios de videojuegos españoles actuales, podréis comprobar que no siempre los principios son buenos para todo.

¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori, que pienso en ella constantemente.

DARTH VADER vs GANDALF, La batalla épica y final

Que decir de las frikadas que se ven por internet y como no por You Tube, os dejo este genial vídeo en el que Vader, se enfrenta a Gandalf, en una lucha tiránica, sin más os dejo con el vídeo que es la miga de lo más friki y geek que anda por la red.



¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y ami perrita Kaori que echo mucho de menos