Bookmark and Share

23 abril 2012

Baldur's Gate y Baldur's Gate Tales of the Sword Coast. Los 20 salen como churros y eso es bueno, bueno


Si, lo se, todo el mundo ha jugado a este juego. La verdad es que yo ya hacia años que me pasé este juego de rol. Pero, hace un año cayó en mis manos la recopilación de Atari en la que se recogen al Baldur’s Gate, Baldur’s Tales of the Sword Coast, Baldur’s Gate II Shadows of Amn y Baldur’s Gate II Throne of Baal. Así que mi intención primaria era jugarme la ampliación Tales of the Sword Coast. Pero para ello tenía que recuperar mis partidas del Baldur’s Gate y vete tu a saber por donde andarán. Por lo que ante la perspectiva de tener que perder tiempo trasteando por los baúles de los cds antiguos y si por casualidad lograba encontrarlo, que después el cd siguiese siendo legible. Decidí sacrificarme (pobrecito de mi) y de nuevo jugarme el Baldur’s Gate otra vez.

Primeramente, debo reconocer que el desfase de años en el apartado gráfico causa una pequeña decepción. No es que me viniese de nuevo, pues habiéndomelo jugado ya sabia lo que me esperaba. Pero lo que no recordaba eran los problemas de jugabilidad que tenía el juego, especialmente la incompetente IA de los compañeros de grupo. A esto se añade la elevada dificultad del juego en los primeros pasos de la historia, cuando llevamos un equipamiento mediocre y esto añadido a nuestro bajo nivel y nuestros escuetos puntos de vida, conlleva tener que ir salvando cada dos por tres, pues de cada cuatro combates o encuentros aleatorios acabamos criando malvas. Además el ordenador tiene una desagradable costumbre de otorgar veintes a los enemigos con una facilidad pasmosa, es como jugar siempre contra un dungeon master que siempre tiene suerte. Algo que se repite a lo largo de todo el juego y que en algunos momentos hace que incluso una pandilla de desarrapados kobolds te destroce de manera salvaje. Y la verdad por la miseria de puntos de experiencia que otorgan no sale rentable el tiempo perdido después para recuperar la vida perdida o el gasto económico en pociones de curación.
Por suerte, todos estos problemas quedan eclipsados por el extraordinario guion del juego y todas las subtramas que se desarrollan a lo largo de la partida. Se, que más de uno puede opinar que hoy en día hay juego con historias mucho mejor desarrolladas, más interesantes y con mucha mejor trama. Pero si miramos el juego con los ojos de la década de los noventa, pocos juegos de rol implementaban una historia tan elaborada y bien llevada. A excepción de los juegos de rol japoneses, pero todos ellos estaban centrados en las consolas y la época dorada de los juegos de rol para ordenadores quedó en el olvido con la caída de Amiga y Atari.
Por lo que para los PCs, apenas había juegos de rol de buena calidad y muchos de nosotros roleros de mesa deseábamos ver implementados en un juego de ordenador las reglas de nuestro amado AD&D. Algo que nos sorprendió gratamente en Baldur’s Gate pues se aplicaban todas las reglas del juego de rol original.
La verdad es que el juego es largo y espeso, la historia te atrapa y deseas continuamente saber que es lo que nos deparará en el siguiente giro argumental. Es verdad, que a medida que van sucediéndose los acontecimiento, uno cada vez va previendo lo que finalmente nos espera. Pero también es cierto que esto le da mucha más gracia al asunto pues comprendemos la importancia de nuestro personaje en el mundo de Forgotten Realms. El problema, es que tras pasarnos el juego, la historia nos deja bien claro que se espera una continuación. Lo cual en cierto modo fastidia pues te quedas a medias, y en aquellos años, las posibilidades de que un juego tuviese continuación, especialmente uno que salió de la mano de unos desarrolladores nuevos, tenía pocas esperanzas a no ser que fuese un bombazo.
Y la verdad es que lo fue a nivel mundial, incluso en España donde salió perfectamente doblado al castellano, algo que por supuesto potenció tanto sus ventas como su pirateo. Por desgracia, la ampliación Tales of the Sword Coast, salió en el mercado español pero sin traducción y en esta recopilación nos llega en un perfecto ingles con lo que el problema sigue persistiendo. Esto por supuesto hizo pensar a los aficionados españoles que lo más probable fuese que las siguientes secuelas del juego si llegaban a nuestro país fuesen sin traducir. Pero como antes llegó Icewind Dale, que también lo hizo traducido y doblado, y también con un éxito rotundo. Decantó la balanza hacia la traducción de las siguientes entregas de Baldur’s Gate.
En definitiva que por suerte, los aficionados a los juegos de rol de ordenador (porque también lo soy a los de consola) tendríamos juegos para rato.
No creo necesario a estas alturas contar cual es la trama de primer Baldur’s Gate, baste decir que al final del juego comprendemos que todo el camino andado hasta ese momento, es posiblemente un pequeño paso hacia un destino mucho más sobrecogedor y perturbador. Por otro lado, los acontecimientos que se desarrollan en Tales of the Sword Coast, podríamos decir que son tres historias que apenas… mejor digamos sin ninguna relevancia en la trama principal y que no afectan en absoluto a los acontecimientos acaecidos en el primer juego. La ampliación simplemente cumple su cometido que es alargar la vida del juego y permitirnos aumentar un par de niveles de experiencia. Además nos da acceso a nuevo objetos relativamente poderosos e incremente ostensiblemente nuestro capitán monetario.
Es cierto que se trata de una ampliación y no de un juego en si, y la viendo las cosas con la cabeza fría, las tres historias por cortas que sean están muy bien llevadas. Pero el problema es la elevadísima dificultad de las mismas, donde a cada paso debemos hacer frente a monstruos realmente poderosos y la muerte de nuestro grupo es algo más que común cada dos por tres. Mientras que en el juego te hartas de tener que pelear con criaturas de bajo nivel y que apenas resultan rentables en riesgo por experiencia. En la ampliación desaparecen casi todos los bichos menores pero la proliferación de bestias realmente peligrosas se eleva hasta niveles desquiciantes.
Esta claro, que la cantidad de puntos de experiencia requeridos para subir los personajes de nivel seis a siete o a ocho son muchos, y si seguimos las antiguas (y ya olvidadas reglas de AD&D) la experiencia se otorga por matar bichos y la recibida por otras cuestiones es algo escueta. La única forma de que los personajes asciendan de nivel es enfrentándolos a monstruos cada vez más poderosos y mortales. Pero al final la cosa aburre, lo puedo asegurar.
A pesar de todo lo he pasado genial jugándome de nuevo el Baldur’s Gate y su ampliación. He podido rememorar aquellos maravillosos años de mi juventud, donde pasé horas y horas jugando a rol y disfrutando de maravillosas historias de fantasía.
Bien ahora pasemos a la sección de trampas y trucos. En este caso el Baldur’s Gate cuenta con una elevada cantidad de trucos que nos permitirán llevar a nuestro grupo a lo más alto del juego. Por lo que la lista va a ser larga:
Lo que primero que hay que hacer es editar el archivo “Baldur.ini”, el cual lo encontrareis en la carpeta donde halláis instalado el juego. Haced una copia de seguridad del mismo, por si las moscas.
Una vez dentro (lo podéis editar con el bloc de notas de windows) tenéis que buscar la sección donde ponga “[Game Options]” y añadir la línea “Cheats=1”, poniendo las mayúsculas y todo.
Guardáis el archivo y a partir de este momento cuando estéis en el juego si pulsáis a la vez las teclas CRLT+TAB se activará la consola de trucos. Donde podréis escribir los códigos de trucos que ahora indico.
Para ganar experiencia para todo el grupo:
CLUAConsole:SetCurrentXP(número)
Para activar algunos trucos:
CLUAConsole:EnableCheatKeys()
A partir de este momento si pulsamos la siguiente combianción de teclas da el resultado que le sigue.
CTRL+1 : Cambia el dibujo de la armadura del personaje
CTRL+2 : Fundido de pantalla en negro
CTRL+3 : Fundido de pantalla normal
CTRL+4 : Ilumina los objetos interactivos de la pantalla
CTRL+5 : ?
CTRL+6 : Cambia el dibujo de tu personaje, al siguiente que hay en la lista
CTRL+7 : Cambia el dibujo de tu personaje, al anterior de la lista
CTRL+8 : Ilumina las cajas de texto de la pantalla
CTRL+9 : Ilumina los "sprites"
CTRL+0 : ?
CTRL+A : Realiza una animación del "sprite"
CTRL+B : Visualiza la última secuencia de video
CTRL+C : Pasa al siguiente personaje
CTRL+D : Presenta unos números ¿?
CTRL+F : Vuelve al caracter
CTRL+J : Teletransporte al lugar donde tengas situado el cursor
CTRL+L : Información sobre la posición
CTRL+M + Intro : Debug
CTRL+S : Selecciona una animación del "sprite"
CTRL+X : Información sobre la posición (mayor)
heats:TheGreatGonzo() -- Invoca 10 gallinas asesinas que lucharán contigo.
Cheats:FirstAid() -- Crea 5 pociones de curación, 5 de neutralizar veneno y un pergamino de piedra a carne.
Cheats:Midas() -- Recibes 500 mo.
Cheats:CowKill() -- Si estás junto a una vaca, crea un conjuro de "vaca mortal".
Cheats:DrizztAttacks() -- Invoca a Drizzt para que te ataque.
Cheats:DrizztDefends() -- Invoca a Drizzt para que te ayude.
Cheats:CriticalItems() -- Presenta los objetos críticos del juego.
Cheats:Hans() -- Mueve a tu personaje a la posición donde tengas el cursor, rápidamente.
Para obtener algún objeto.
CLUAConsole:CreateItem("código",número)
La lista es realmente extensa, y no sería adecuado ponerla aquí por lo que os dejo el enlace donde la podéis descargar sin problemas. Una cuestión adicional, la lista está en inglés pero con un poquito de paciencia podréis descubrir cual es el objeto que necesitáis.
Para hacer aparecer alguna criatura específica:
CLUAConsole:CreateCreature("código")
Para obtener oro:
CLUAConsole:AddGold(número)
Muestra todo el mapa explorado:
Cheats:ExploreArea()
Te transporta a unas determinadas coordenadas del juego:
CLUAConsole:MoveToArea("ARXXXX")
Para conocer las coordenadas pulsar la tecla L y dicha coordenada sustituye a las XXXX en el código.
Cambia el clima del juego:
CLUAConsole:SetWeather(número)
Donde:
0 es sin cambios meteorológicos.
1 es lluvia
2 es nieve.
Baldur’s Gate es quizás uno de los juego de rol más emblemáticos en el mundo de los juegos de rol para ordenador. Sus grandes innovaciones fueron aplicar a los videojuegos un sistema de juego de rol clásico. Introducir una historia interesante que lograba enganchar desde el primer momento y por supuesto todo ello con un sistema de juego realmente adictivo e intuitivo donde no solo podíamos aplicar la técnica todos contra uno sino, que incluso podías crear alguna que otra estrategia de lucha para acabar con los enemigos.
Y quizás podríamos afirmar que fue la piedra angular que permitió a Bioware ser lo que hoy es. Pues permitió a la compañía canadiense abrirse camino hasta donde hoy ha llegado. Ofreciéndonos extraordinarios juegos de rol.
Reconozco que me sigue gustando tanto o más de lo que me gustó la primera vez que me lo juegue, es cierto que la ampliación me ha decepcionado un poquito debido a su limitado argumento pero también es cierto que no se le puede pedir más y es consecuente con su propio concepto.
Por último debo de dar las gracias a los chicos de Isla Negra por toda la información ofrecida y por dejar a disposición de todo el que quiera los trucos y los archivos para poder descargarlos. Gracias.

¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que siempre estará en mi mente y mi corazón.

LA MOTO DE KANEDA (AKIRA) AHORA YA ES REAL


Que me decís de estos dos vídeos en donde podemos ver la foto de Kaneda con su moto... si, si, Kaneda el de Akira, pero en este caso de imagen real y ademas con una moto que funciona perfectamente, una de las cosas más frikis que he encontrado últimamente en la red que la disfrutéis con salud o con sana envidia.







¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que tanto echo de menos.

14 abril 2012

Mechwarrior 4 Vengeance, ser o no ser Battletech

Es raro, pero me encuentro ante el primer juego que no ha logrado una gran impresión en mi. Bueno la verdad es que si que me ha gustado (aunque no mucho) pero se me ha quedado bastante decepcionante.
Antes debo aclarar que yo siempre he sido un fan de todo el universo Battletech, debido especialmente a mi afición desmedida por el manga y el anime de robots. Realmente todo empezó cuando tuve la increíble oportunidad de disfrutar de la serie Robotech. O lo que es lo mismo, la reconversión del señor Carl Macek de las series Super Dimensional Fortress Macross, Super Dimensional Cavalry Southern Cross y Genesis Climber Mosspeada. Aunque realmente solo Macross logró impresionarme lo suficiente. Quedé absolutamente enamorado de aquellos robots que se transformaban en cazas y de las impresionantes batallas en las ciudades y en el espacio. Por supuesto por aquella época no sabia de la existencia de otras series como MS Gundam, Megazone 23, Gunbuste u otras muchas series donde este tipo de género donde el robot no era la parte importante de la serie sino las personas que los pilotaban. Por aquellos años, en España muy pocas personas tenían acceso al mercado extranjero y por supuesto, internet no estaba al alcance de todos.
El hecho es que tuve la suerte de encontrar en el mercado de los juegos de mesa, un extraordinario juego de estrategia en el que se utilizaban los diseños de los robots que había visto en Macross. Se trataba de Battletech una serie de juegos de mesa, en la que se creaba un mundo futuro más o menos por el siglo XXX, donde el ser humano se había extendido por muchas galaxias colonizando innumerables mundos. Pero que tras una edad dorada donde todos los mundos convivieron en paz y en armonía bajo una república (a que me sonará) esta se ha fraccionado en cinco potencias que han reducido la república a una parodia donde los gobiernos han decaído hasta convertirse en señores feudales que dominan al pueblo gracias a las armas. Y estas armas son los battlemechs o lo que es lo mismo robots gigantes con una capacidad armamentística tan abrumadora que uno solo de estos monstruos puede reducir a escombros toda una ciudad en pocos días. Y a los pilotos de estos monstruos se les conoce por mechwarrios, de ahí el nombre de la saga de videojuegos.
Por supuesto, los cinco señores sueñan con volver a reconstruir la antigua república, aunque a su propio modo y siendo ellos los que manden por lo que el universo se ve abocado a una terrible guerra civil que ha durado ya más de un siglo, con lo que de la edad dorada apenas queda ya nada. Para ser exactos, el juego original nos cuenta que tras todo este tiempo de guerras muchos mundos han visto reducido su nivel tecnológico al equivalente al XX. E incluso algunos a siglos anteriores. Adicionalmente, se ha perdido muchos avances tecnológicos, como la construcción de battlemech, por lo que ahora las guerras no son solo por el control de los planetas sino para hacerse con las migajas tecnológicas de sus enemigos. Es decir estamos ante una historia donde la guerra domina el universo y donde los combatientes luchan con restos de armas que no pueden construir. Además se han creado castas de nobles que miden su poder por él número de battlemech que tienen en su poder. De tal modo, que muchos mechwarriors prefieren morir con su máquina antes de sufrir el deshonor de tener que vivir sin su battlemech.
Pues esto es a grandes rasgos lo que sería el universo Battletech y donde se desarrollan los videojuegos de la saga Mechwarrior. En este caso Mechwarrior 4 Vengeance es el último que vio la luz de la saga y por desgracia a mi parecer es el más soso de todos. Quizás se deba a que el argumento del juego es realmente decepcionante, pues nos pone en la piel de un joven que vuelve a casa debido a que en su planeta natal ha habido una invasión y ha sido ocupado por la casa Steiner, una de las cinco facciones que dominan el universo. Este joven es la oveja negra de la casa regente del planeta y gracias a uno de los pocos supervivientes de su familia es traído de vuelta para que libere el planeta y tome posesión del trono.
Nosotros asumimos la posición de este joven y nos veremos obligados a tener que luchar para liberar a nuestro planeta del yugo invasor, para ello tendremos que ir cumpliendo misiones donde a los mandos de un battlemech iremos reconquistando territorios, asaltando bases o simplemente liberando prisioneros para lograr liberar el planeta.
Esto estaría muy bien si hablásemos del primer videojuego de una saga o un juego único sin más pretensiones. Pero estamos hablando del último de una saga de videojuegos, que por desgracia todos han basado su línea argumental en lo mismo, liberar un único planeta de la fuerza opositora.
Tratándose de un juego basado en un mundo con trata profundidad y con tantas posibilidades hace que Mechwarrior 4 Vengeance resulte verdaderamente decepcinantes, pues al simplificar tanto la historia nos deja ante lo que posiblemente sea la versión menos ambiciosa de la saga. Incluso juegos anteriores cuentan con historias mucho más llamativas. Por lo que es una pena que pudiendo hacer una historia interesante y atractiva, se limite al recurso tan manido como chico bueno, que pierde su familia, vuelve para vengarse y aplastar (en este caso literalmente) a los asesinos de esta. Que no digo que hayan juegos que con una base similar sean verdaderas joyas (por ejemplo Max Paine) pero este no es el caso.
Parece que al tratarse de un juego de robots, se ha dejado de lado la historia para centrarse en la batallas de mechs, algo que realmente resulta espectacular, siempre y cuando mantengamos la visión de hace once años.
Pero vayamos por partes, el diseño de los mechs esta muy logrado, incluso en algunos casos resultan bastante espectaculares. Los efectos de los disparos, láseres, los misiles y las estelas que dejan a su paso son realmente llamativos y hacen que sientas su poder destructivo. Resulta extremadamente espectacular ver como un enemigo es machacado por el fuego mientras se bambolea de lado a lado cada vez que sufre un impacto.
Pero por desgracia hasta aquí lo bueno, los escenarios son realmente sosos. Si bien tengo que reconocer que el tamaño de los mismos son inmensos, algo necesario teniendo en cuenta el tamaño de las máquinas que pilotamos. La carencia de objetos, edificaciones, vegetación o desniveles es tan elevado que son factores que apenas intervienen en el juego. La mayoría de entornos son lugares desérticos o estepas nevadas, pues cuando luchamos en entornos boscosos o pantanosos, simplemente son el mismo escenario al que le han cambiado el color de las texturas. Se echan de menos verdaderos bosques con inmensos arboles, o lugares realmente accidentados como valles, cañones o cuevas donde apenas haya visibilidad. Pues al tratar escenarios tan amplios, el uso de las armas pequeñas pierde todo su sentido. Solo en las contadas misiones que tienen lugar en entornos urbanos, son los únicos momentos donde puede sacársele partido a las armas de corto alcance.
Si bien es cierto que el sistema de jugabilidad ha mejorado, con respecto a versiones anteriores. Principalmente en el uso y precisión de las armas. Sigue teniendo los mismos problemas de siempre, los mechs se atascan fácilmente en obstáculos absurdos, mientras que en otros momentos, son capaces de superar pendientes aparentemente absurdas. La cosa se complica cuando entramos en las ciudades, que nos obligan a tener que girar como si llevásemos camiones de dieciocho ruedas, o de lo contrario podemos quedar atascados en la esquina de cualquier edificio.
En la cuestión de la destrucción del entorno, mientras nos encontramos en terrenos abiertos, las pocas edificaciones pueden ser derruidas a base de disparos o por el mero hecho de atravesarlas. Pero por desgracias cuando llegamos a las ciudades esa posibilidad queda completamente descartada por lo que los edificios se convierten en verdaderos obstáculos capaces tanto de soportar el fuego como dejarnos atascados en cualquiera de sus esquinas.
Los efectos de luces de los láseres, o del entorno están muy bien. Las luchas nocturnas son realmente complicadas debido a la falta de visibilidad. También hay algunos escenarios donde el la niebla o las tormentas de arena hacen que disparar a largas distancias sea algo complicadillo. También está el hecho de la niebla de distancia que impide localizar a los adversarios y tampoco nos permite ver muy lejos en el horizonte, algo que no seria detectable si no fuese porque contamos con una amplificador de imagen que nos permite ver a largas distacias y resulta algo frustrante comprobar que nuestro adversario simplemente ha desaparecidos al introducirse en la niebla.
Otro de los grandes problemas del juego es la inteligencia artificial, tanto de tus adversarios como de tus compañeros, por un lado el enemigo suele centrar todo su fuego sobre ti, a salvo que tengas la suficiente paciencia como para dejar que vayan primero tus compañeros de lanza, entonces el ordenador decide repartir leches de manera equitativa y es entonces cuando puedes luchar con cierta comodidad. Es recomendable no dejar a tus compañeros atrás, ni tampoco dejarlos solos, pues lo primero significará convertirte en la diana de todo enemigo que salga al encuentro, y si los dejas solos tienen la desagradable costumbre de destrozar sus mechs o lo que es peor quedarse quietos sin hacer nada en absoluto.
Por último esta el asuntillo del doblaje; el juego se encuentra perfectamente doblado al español neutro. Algo a lo que es muy aficionado la casa Microsoft, pues así trata de llegar al mercado sudamericano, pero este mismo hecho hace que se cierre el mercado español. Además de que la interpretación de los actores de doblaje deja bastante que desear, y en algunos momento parecen meros monigotes robóticos leyendo líneas de texto. Otra es que no estamos acostumbrados al peculiar acento del español neutro y junto con el uso de alguna que otra palabra que a nuestros oídos puede resultar bastante descolocada e incluso algo irrisorias crea una barrera bastante infranqueable a la hora de identificarnos con el protagonista.
Ahora llega el momento de las trampillas, personalmente no creo que sean necesarias, pues el juego no es extremadamente complicado, y la dificultad simplemente lo que hace es aumentar el número de enemigos y el tonelaje de los mechs. Y encima el propio juego nos permite activar opciones como invulnerabilidad, desactivar factor calor y munición ilimitada. Pero como sé que a más de uno le frustra tener que repetir una y otra vez las misiones aquí os pongo las trampas para que no sufráis mucho.
Mientras juegas manten pulsado las teclas “Control”+”Alt”+”Shift” y acontinuación escribe:
ML: Ganar Misión.
IB: Elimina Enemigo.
HF: Inrastreable.
UO: Munición Ilimitada.
IY: Invulnerabilidad.
Solo las dos letras en negrita.
En definitiva, el juego no esta mal si lo miras como un juego de batallas entre robots, pero si lo que estás buscando es un juego basado en el mundo Battletech, lamentablemente te deja despagado. La historia carece de trascendencia alguna. Pues no afecta para nada al universo Battletech. Esto no sería un gran problema si a pesar de todo la historia tuviese una trama realmente atractiva, pero todo lo que va aconteciendo es previsible. Lo único que puede sorprenderte es que tiene dos finales, los cuales dependerán de tu decisión en penúltima misión, cuando deberás escoger salvar a tu hermana o decantarte por acceder al armamento personal de tu padre. La diferencia entre ambos finales es apenas apreciable y ambos dan el mismo resultado pero con ciertos matices sobre las personas que están presentes en dicho final. Por lo demás el juego, como ya digo, es bastante lineal y anodino.
Aunque gráficamente sea una alegría para la vista, la cantidad de territorio vacío, la monotonía de los escenarios y la pobre inteligencia artificial hace que el juego nos de una de cal y unas cuantas paletadas de arena. Aunque para cualquier aficionado estos defectos no significarán que el juego sea malo, para los que teníamos ciertas esperanzas e ilusiones de un juego basado en un mundo tan interesante, se quedarán cortas y resultarán algo decepcionantes. Por lo que es decir me ha gustado pero no ha logrado entusiasmarme y lo más seguro es que no vuelva a jugármelo en mucho tiempo.

¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que tanto echo de menos.

11 abril 2012

The Longest Journer, si un viaje muy largo pero extraordinariamente hermoso


Si, lo se. Ando un poquitín retrasado en cuestión de juegos. Pero la verdad es que si con ello logro disfrutar de verdaderas maravillas, no me importa en absoluto.
Reconozco que The Longest Journey tiene un montón de años a su espalda, pero de nuevo tengo que mirar el juego con los ojos de cuando vio la luz. Realmente en aquella época ya no se estilaban los juegos con fondos renderizados, pues con la aparición del monstruo PS2 y su primo feo Xbox, de nuevo demostraron que las consolas eran la mejor opción para jugar con buenos gráficos. Pero como suele suceder no solo los gráficos hacen que un juego sea realmente bueno.

Pero eso no significaba que los ordenadores se viesen relegados al olvido, a pesar de todo, los gráficos más pobres de los ordenadores no implicaban por defecto que no hubiese grandes juegos. Y a la vista está con el caso que ahora me ocupa, pues The Longest Journey es una verdadera joya, si, gráficamente se queda bastante soso, pues el hecho de contar con escenarios estáticos renderizados era retomar una técnica ya anticuada y totalmente abandonada desde hacia unos años. Pero, en el género de este juego, la verdad es que encajan perfectamente.
Aunque antes debería indicar para el que no conoce nada del juego, que se trata de una aventura gráfica, es decir, un juego donde nos dedicamos a pasear el puntero del ratón por toda la pantalla tratando de descubrir cualquier objeto del decorado con el que podamos interactuar. De camino, tenemos que ser lo suficientemente despiertos para recurrir a cualquier idea, por absurda que en un principio pueda ser, para utilizar cualquier objeto que llevemos con cualquier cosa del escenario.
Tengo que reconocer que no soy muy aficionado a los juegos de este género, debido especialmente a que los primeros juegos que jugué de este tipo eran algo complicadillos, junto con una edad algo prematura, significaba no lograr discurrir el proceso necesario para poder continuar con la historia. Y en aquellos años, no había internet para poder tratar de buscar la solución por lo que acababas teniendo que rezar para que en alguna revista especializada saliese la guía del juego o lo que es peor recurrir al letísimo correo para solicitar que algún alma caritativa de una revista te respondiese con la solución a tu problema. En definitiva que si no tenías la suerte de que algún amigo lo hubiese jugado, acababas teniendo que dejar el juego aparcado durante meses hasta lograr hallar la forma de superarlo o simplemente dándolo por imposible.
Por suerte, hoy en día tenemos internet y eso junto con el hecho de que la propia distribuidora del juego tiene en su página toda la guía del mismo hace que no tengas porque sufrir más de lo que la vena de tu sien aguante antes de llegar a reventar.
Pero a pesar de todo, las aventuras gráficas suelen tener un guion extraordinario, y al estar dirigido a un específico mercado, todos aquellos que los juegan saben que lo importante no son los gráficos de última generación. Aunque no por ello debe dejar de ser precioso, pues podemos encontrar escenarios realmente muy bonitos y con una calidad extraordinaria.
Ahora empecemos con la historia del juego, tenemos como protagonista a una joven la cual va a verse metida en una verdadera epopeya en la que sin comerlo ni beberlo tendrá en sus manos el destino de, no un mundo, sino dos.
La historia nos lleva al futuro bastante lejano, donde nos pide que acompañemos a April, pues así se llama nuestra joven intrépida, a hacer el viaje más largo de su vida (de ahí el nombre del juego). April cree que se está volviendo loca. Pues no para de tener sueños extrañamente vivos, y a su alrededor comienzan a pasar cosas difícilmente explicables. Por suerte o por desgracia pronto descubre que simplemente todo es real y que si desea sobrevivir va a tener que luchar para salvar su mundo y un mundo paralelo pues parece ser que ambos son parte de una misma realidad que debido a la ambición desmedida del ser humano que estuvo a punto de destruirlo se vio obligado a tener que dividirse para sobrevivir.
Esta división ocasiono la aparición de dos mundos, el mundo de April, llamado Stark. El cual es por así decirlo nuestro mundo pero con el concepto de que se trata de dos siglos más avanzados y el mundo de Arcadia, un mundo lleno de magia donde moran criaturas extraordinarias y en el que la tecnología ha quedado relegada a un segundo plano. Aunque en un principio solo hubo un mundo donde la ciencia y la magia coexistían, resulto que los ambiciosos humanos llevados por su ansia de poder casi destruyen toda la existencia uniendo la ciencia y la magia. Para evitar que esto sucediese, una ancestral raza nos dio una pequeña y cariñosa collejita y llevó a cabo la separación de ambas partes, creando así ambos mundos en un precario equilibrio pues tanto la magia como la ciencia sin control podía desestabilizarlo todo. Para evitar que ninguna de las dos nuevas realidades se volviese demasiado poderosa crearon un lugar donde existiría un elegido el cual sacrificando mil añitos de su vida se dedicaría a controlar el equilibrio entre ambas.
Parece ser que algo a sucedido y el equilibrio se ha roto, es aquí donde entra April, pues cuenta con ciertas facultades que le van a resultar extraordinariamente útiles para poder devolver el equilibrio perdido, por lo que es la elegida para restaurarlo y salvar a ambos mundos de una destrucción segura.
Sé que se trata de un resumen realmente escueto, pero el problema es que si hablo demasiado me cargaré la historia y a pesar de tratarse de un juego con muchos años, aun puede haber más de uno que no se lo haya jugado y no estaría bien cargarme las múltiples sorpresas que The Longest Journey esconde.
Por lo que prefiero centrarme en hablar de la experiencia que he disfrutado. La verdad es que la historia es encantadora y extremadamente larga. De hecho, cuenta con un total de catorce capítulos, y nos hace viajar de un mundo a otro solventando problemas y enigmas. Como he dicho antes, tengo ciertos traumas juveniles con respecto a estos juegos, por lo que mi interés por ellos no es muy grande (aunque ahora que ya soy mas mayorcito estoy tratando de superarlo y jugando aventuras gráficas que tuve que dejar de lado en mi adolescencia). Pero este juego despertó mi interés hará unos cinco años cuando por pura casualidad (la cual no viene al caso) pude jugarme los primeros dos capítulos del juego. Inmediatamente quedé hechizado por el doblaje y por la sencillez de los puzles a resolver para poder seguir la historia. Principalmente me fascinó lo bien doblado que se encontraba el juego, la extraordinaria voz de Concha López, que da vida a April, junto con unos diálogos inteligentes, bien llevados y sobre todo creíbles era como ver una película. No es que fuera algo nuevo, pues ya habían muchos juegos con doblajes al castellano soberbios, pero resultó sorprendente encontrar un juego con tantos años a la espalda y con estas fantásticas características.
En definitiva, quedé absolutamente prendado y en cuanto tuve la oportunidad de hacerme con una copia, pues que no lo pensé dos veces. Así que por fin me puse a la gratificante labor de jugármelo y hasta ahora que por fin lo he terminado. Realmente, la única pega que puedo sacarle al juego, es un final demasiado sencillo. Me explico, a medida que vas disfrutando toda la aventura. Se nos van alentando las esperanzas de que todo vaya a terminar con un crescendo que lamentablemente no se da. No es que el final sea malo, ni mucho menos, es el mejor final que uno puede esperar si toma el mismo cariño que yo tomé a April. Pero si es cierto, que es un final demasiado rápido e incluso da la sensación de que la historia se les iba de las manos.
Por suerte, al haber pasado tanto tiempo desde que el juego vio la luz, yo no me veo obligado a tener que esperar seis años para poder jugarme la segunda parte. Pero si es cierto que el juego deja una clara sensación de que los actos de April en este juego tendrán repercusión en las siguientes partes del mismo. Y bien es cierto, pues por el año 2006 salió al mercado Dreamfall: The Longest Journey. El cual parece continuar las cosas un poquito después de lo sucedido en esta primera parte.
En lo respectivo a la calidad del juego, hay que separar claramente el apartado gráfico del apartado guion. Por un lado, el juego puede ser decepcionante para todo aquel que esté acostumbrado a los juegos de acción, aventura o arcade. Pues como ya he dicho al principio todo el juego se mueve por escenarios estáticos renderizados, donde apenas hay objetos en movimiento. Además el modelado de los personajes es bastante sencillo (incluso para la época) por lo que apenas puedes apreciar detalles de los personajes. Aunque el juego cuenta con una gran cantidad de escenas cinemáticas en animación en 3D que premian nuestra paciencia y nuestro avance por el juego.
El apartado sonoro es sobresaliente, una banda sonora que se ajusta a cada momento del juego y nos da una ambientación adecuada. Esto junto con un doblaje perfecto y completamente en castellano es todo un placer para lo oídos.
Ahora llega el momento de las trampas…
Pero hay un problema, en las aventuras gráficas no hay códigos ni combinaciones de teclas que nos permitan reducir la dificultad del juego.
Pero no desesperéis, FX Interactive, que es la distribuidora del juego, en su página web pone a disposición de todo el que lo desee una completa guía paso a paso de como sortear cada uno de los puzles del juego y además deja que nos podamos descargar cierto número de partidas salvadas del juego.
Recomiendo encarecidamente ignorar lo de las partidas y solo recurrir a la guía en momentos de extremada desesperación y solo si nuestra cabellera sufre riesgo de ser arrancada. Mientras, os puedo asegurar que la mayoría de acertijos son bastante sencillos y con un poquito de paciencia y de observación pueden sacarse casi todos.
En definitiva, The Longest Journey es un juego fantástico, sé que el resumen de la historia no ha sido lo más extenso que el juego podría requerir, pero es como contar una película o una serie, si realmente quieres saber que pasa, no te queda más remedio que verla. Pues en este juego sucede lo mismo, si cuento mucho me cargaría una historia que exige ser jugada y que de ninguna manera estoy dispuesto a destriparla.
Realmente lo he pasado maravillosamente jugando esta aventura gráfica y ha despertado en mi, la nostalgia de aquellos maravillosos juegos como el Loom, The Dig, Maniac Mansion, Lure of Temptres o la saga Monkey Island. Y puedo decir sin temor a resultar pretencioso que The Longest Journey se merece estar entre estas estrellas y brillar con luz propia.

¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!