Bookmark and Share

05 noviembre 2011

La Maison En Petits Cubes, la vida contada en habitaciones

Por último el ganador del Oscar al mejor cortometraje de animación del año 2008. Si bien es cierto que no cuenta con la moda de la animación 3d. En realidad logra transmitir toda la inspiración y tristeza de aquellos que han sobrevivido a sus seres más queridos y aun deben de permanecer viviendo con los recuerdos. La obra de Kunio Katō es todo un alarde de sensibilidad, ternura y maestría. Disfrutad de esta pequeña gota de sentimientos.



¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que espero que esté donde esté, sea feliz.

This way up, con que diligencia se toman algunos su trabajo.

Este es el tercer nominado a los Oscar del año 2008. En este caso la cosa resulta un poquitin más macabra, pero con siempre tratando de darle un toque cómico. Alan Smith y Adam Foulkes son los creadores de esta pequeña maravilla.



¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que siempre esta en mis pensamientos.

Lavatory Love story, el amor en un retrete

He pensado que esta vez me iba a centrar en los mejores cortometrajes de animación del año 2008. Otro de los nominados fue este emotivo cortometraje, que a pesar de no contar con una animación nada espectacular, si que logra con su sencillez ganarse el corazón del espectador. En este caso su creador es Konstantin Bronzit.



¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que no hay día que no piense en ella.

Oktapodi, el amor es muy pegadizo

Una extraordinaria epopeya de amor entre dos cefalópodos. Nomiado a los Oscar como el mejor cortometraje de animación del 2009. Nos llega de la mano de Emud Mokhberi y Thierry Marchand.
Espero que lo disfrutéis tanto como yo lo he hecho.



¡¡¡Larga vida a los frikis y geeks!!!
Y a mi perrita Kaori que la echo mucho de menos