Bookmark and Share

13 noviembre 2009

CRONICAS DESDE LA CRIPTA INFORMÁTICA 1Parte

DEBIDO A UN ENORME PROBLEMA CON INTENET CON LA PUTA COMPAÑIA DE TELE 2 (NO OS LA PONGÁIS POR NADA DEL MUNDO OS LO RUEGO) O VODAFONE, QUE ES CASO ES LA MISMA MIERDA DE EMPRESA, NO HE PODIDO ESTAR CON VOSOTROS EN ESTAS NAVIDADES Y FECHAS TAN "POTITAS", PERO GRACIAS A JAZZTEL,
¡¡¡YA ESTOY AQUÍ DE NUEVO!!!
YA OS ESTENDERE EL TEMA EN UN POST QUE LLAMARÉ DELICADAMENTE
¡¡¡COMO UNA COMPAÑIA COMO TELE2, PUEDE JODERTE Y TOCARTE LOS COJONES SIN SUFRIR NINGUNA REPRESARÍA!!!.... BUENO POR LO MENOS HASTA HOY, YA QUE MI VENGANZA HACIA ESTA EMPRESA VA A SER DESORBITADA Y A NIVELES INSOSPECHADOS, E INCLUSO VOY HA HACER UN NUEVO BLOG DEDICADO SOLO Y EXCLUSIVAMENTE A HA HABLAR DE EMPRESAS DE ESTE ESTILO Y LA GORMA QUE TIENE DE LIDIAR, CONTRATAR Y ENGAÑAR Y ESTAFAR A LA GENTE QUE CONTRATA SUS SERVICIOS, SOBRE TODO LAS COMPAÑÍAS TELEFÓNICAS QUE LA VERDAD NO SE LIBRA NINGUNA A CUAL DE TODAS MAS HIJA DE PUTA... PERO DESPUÉS DE HABERLAS PROBADO TODAS SIN DUDA TELE2 & VODAFONE SE LLEVAN LA PALMA Y CON MUCHAS, MUCHAS CRECES... HIJOS DE PUTA HASTA QUE REVIENTEN LOS MUY CABRONAZOS, PERO ESO PRÓXIMAMENTE... muy próximamente.
Pasemos al post de hoy y mil gracias por los que seguís al pie del cañón y visitais mi blog de manera continua y a todos los nuevos que estais aqui ahora mil gracias por estar.



A finales de la década de los 80 y principios de los 90 un ordenador personal dominaba el mundo del videojuego, sus monstruosas capacidades gráficas y sonoras se imponían a las videoconsolas de aquella época. Se trataba del Commodore Amiga. Un sistema informático con capacidad multimedia y de multiproceso (cosa que hoy en día los PC apenas son capaces de hacer si no cuentas como mínimo con un procesador de doble núcleo, lo cual me dice que si yo tuviese dos cerebros pensaría el doble, así cualquiera).

Originariamente y hablamos de principios de los años 80, el Amiga fue un intento de crear una videoconsola, pero por aquellos años, la aparición de microordenadores personales tan emblemáticos como el Sinclair Spectrum ZX, el Amstrad CPC, Commodore 64 o Sony MSX, demostraban tener unas capacidades aburmadoras para mostrar en pantalla extraordinarios gráficos con una gama de color jamás vista hasta la fecha y con un catálogo de videojuegos tan abrumador que era imposible esperar que una nueva videoconsola fuese a ser capaz de ganar algo de mercado. Por ello, Amiga se vio obligada a remodelar su proyecto y sustituir el mundo de las videoconsolas por el incipiente mundo de los ordenadores personales. Como uno puede imaginar, el desarrollar un sistema informático desde cero, conlleva algo de tiempo, más o menos se requirieron 3 años de arduo esfuerzo para poder presentar el primer prototipo de amiga. Pero al ver que el mercado de los 8 bits se encontraba completamente copado por los dos grandes que eran Spectum y Amstrad. Amiga prefirió adelantarse a su tiempo y desarrollar un ordenador de 16 bits aunque con la posibilidad de que en un futuro pudiese ser aplicado al mundo de los 32 bits (si, el Motorola 68000 es un procesador con capacidades de 32 bits, aunque no para todo, pero muchas operaciones si las realizaba a 32).

Tras muchas complicaciones y una inversión de capital extraordinaria (que solo podía darse en Estados Unidos, un país donde llevar armas es constitucional y los inversores son capaces de gastar el dineros a manos abiertas sin pensar en los posibles riesgos) Amiga fue presentado en sociedad. Y solo unos pocos ojos privilegiados pudieron disfrutar de las extraordinarias maravillas que este ordenador era capaz de desarrollar. Sus capacidades gráficas y sonoras eran increíbles. Pudiendo llegar a mostrar en pantalla a absurda cantidad de 4096 colores (recordemos que los ordenadores de 8 bits apenas eran capaces de mostrar una cantidad decente de colores) y manejar tanto programas de diseño gráfico como programas de tres dimensiones o videojuegos con una calidad abrumadora. Adicionalmente contaba con una capacidad sonora de una calidad envidiable quizás únicamente superada por Atari. Cuatro canales de sonido independientes, redistribuidos en estero hacían del Amiga un verdadero equipo de alta fidelidad. Haciendo posible el sueño de todos aquellos aficionados a la música electrónica y dando unas capacidades midi absurdas (todavía puedo recordar aquella sensación de escalofrió que sentí cuando una vez desembalado mi flamante Amiga y al empezar a cargar el AMC, empecé a escuchar una banda sonora increíble mientras se cargaba el juego, había música, el ordenador era capaz de cargar un programa y además reproducir música, fue increíble) para aquella época, solo Atari con un puerto midi directo era capaz de competir y superarlo (pero por desgracia gráficamente era inferior).

El problema llegó en el momento de poner a la venta dicho monstruo informático. Amiga ofreció su producto a la mayoría de las grandes empresas de aquellos momentos (por lo que se dice incluso Sony tuvo la oportunidad de adquirir Amiga) pero la mayoría de dichas empresas ya disponían de su propio sistema informático y no deseaban arriesgarse a adquirir un nuevo producto que implicase tener que abandonar los ya en producción. Por lo que, el proyecto Amiga tenia todas las cartas para acabar un contenedor de un oscuro callejón de Silicon Valley. Por suerte, una de las empresas más grandes de aquellos años Commodore que sabedora de que en algún momento el éxito de los microordenadores de 8 bits llegaría a su fin. Decidió apostar por aquel monstruo a pesar de contar con el 64, que ya de por si ofrecía bastantes posibilidades de futuro. Prefirieron apostar por Amiga (y creo afirmar que esta es una de las contadas buena decisión que se ha tomado en toda la historia de esta compañía) y sacaron al mercado el Commodore Amiga 1000. En un principio la idea era competir con el PC AT de IBM, pues ambos ordenadores iban destinados al mismo mercado, pero con la diferencia que el Amiga 1000 contaba con prestaciones extraordinariamente superiores y su coste era menos de la mitad que el IBM.

Por desgracia, Commodore no tenia la misma infraestructura ni contaba con el supuesto prestigio de IBM (trabajar para infinidad de empresas estatales estadounidenses la hacían ser mas de lo que realmente merecía). Por lo que el Amiga 1000 no logró hacerse el hueco que sus creadores esperaban. Por el contrario, el mercado que centro sus ojos en el Amiga fueron las empresas de telecomunicaciones, especialmente las empresas de televisión y radio que vieron en el amiga una forma tener estaciones de trabajo sin tener que pagar los costes de los Silicon Grafics. Otro de los mercados que vieron el potencial del Amiga fue la industria de los videojuegos que desde un primer momento supieron apreciar las potentes capacidades del Amiga. Sabedores de que el producto no seria nunca éxito de venta entre los usuarios de ordenadores IBM y con la llegada del Atari ST como competencia directa, Amiga decidió remodelar el Amiga 1000 y dividir su producción entre los dos mercados que acababan de abrirse ante sus ojos. Primeramente, evoluciono su proyecto original hacia una estación de trabajo bastante más potente, al que se le bautizaría con el nombre de Amiga 2000. Esta estación de trabajo tendría una libertad de ampliación completa, permitiéndole instalarle cualquier tarjeta o módulo de ampliación que requiriese. Por otro lado, estaba el proyecto de abaratar costes sin perder un ápice de rendimiento y de esta manera vio la luz el Amiga 500, una versión más compacta del Amiga 1000 pero aun y así mucho más potente que su predecesor. Por desgracia el Amiga seguía siendo un ordenador algo caro con respecto a su competidor el Atari, por lo que nunca logró quitarse el san Benito de ser el ordenador de los niños ricos. Pues cualquier tipo de ampliación requería un desembolso económico tan grande que solo unos pocos podían permitírselo y no es que las ampliaciones de Atari fuese mas económicas, ni mucho menos. Sino el hecho de que las grandes prestaciones de las que tanto se enorgullecía Amiga obligaban a tener que adquirirlas si querías disfrutar de ellas (vamos como ahora en los PC y las tarjetas gráficas).

En la década de los 90, Amiga no supo ver que el mercado cada vez exigía mejores prestaciones pero a menor coste. Principalmente debido a los exagerados precios de las patentes (si, alguien recuerda el sistema de video Beta, era genial, tenia una calidad abrumadora, pero para poder fabricar algo, había que pagarle a Sony unas cantidades de dinero que solo unas pocas compañías podían permitirse), bueno, pues Amiga pasaba idem de lienzo, y además como eran los mejores y los mas grandes decidieron no evolucionar (si algo funciona para que cambiar). El problema es que el amiga 500 (no hablemos del 2000 por que solo las empresas podían costeárselo) empezó a quedarse pequeño, casi siete años de poderío indiscutible había hecho que todo el mundo desarrollase software para el 500, y a estas alturas ya casi todo estaba hecho. Pero Amiga seguía sin desarrollar nada nuevo, por lo que cuando por fin salió al mercado el Amiga 1200 o su versión recortada Amiga 600, el mercado ya había dejado de lado al sistema de Commodore y se había centrado en un incipiente y con gran potencial PC. Si bien es cierto que aun se necesitaron cuatro años para demostrar que un PC podía tener las capacidades de los Amiga. Digamos que hasta que el procesadores 80486 de Intel o AMD, o los chips gráficos tales como 868 o 968 de S3, y las tarjetas de sonido tales como las AWE32 de Creative o las Gravis Ultrasound el PC no fue capaz de superar en el mundo lúdico al Amiga.

Por desgracia, por aquella época Amiga no fue capaz de sacar un producto con semejantes prestaciones, es más en 1994, amiga creo el Amiga 3000 y el 4000. Por desgracia esta vez el objetivo del producto era el mundo empresarial y las empresas no estaban preparadas para asumir los costes que tenían dichos ordenadores. Principalmente contando que el PC a pesar de no dar tan buen rendimiento era bastante más económico. Esto, junto con el echo de que Amiga dejo de pensar en el mercado domestico (gran error, puesto que PC mira al mercado domestico como uno de sus grandes compradores) por lo que los amiga 1200 y 600 no daban la talla contra el PC y por supuesto la capacidad de ampliación de un amiga era casi nula, mientras que los PC en sus pequeñas y ridículas torres tenían la posibilidad de admitir todo tipo de módulos de ampliación. Hizo que el mercado acabase dando de lado al Amiga y se centrase (para su desgracia, pues el AmigaOS es superior en todos los aspectos al insufrible MSDOS de Microsoft) en el mercado de los compatibles, mucho más económicos y con patentes mucho mas accesibles a todos los desarrolladores tanto de hardware como software.

En definitiva, la historia de uno de los mejores ordenadores de la corta historia de la informática, es una muestra de los que el éxito puede llegar a cegar a unos genios. Pues nadie puede negar que el ordenador Amiga es todo un logro del buen hacer y de la unión de unas mentes extraordinarias que supieron ver más allá de sus narices. Y que por desgracia, una vez logrado el éxito, prefirieron simplemente matar a la gallina de los huevos de oro y quedarse sentados en sus cómodos sillones del éxito sin prever que si ellos habían sido capaces de lo impensable, otros también podrían hace lo mismo. Es una pena que una idea con infinitas posibilidades se fuese por el retrete de las malas gestiones y de las carencias de visión de la que tanto se enorgullecieron en el primer momento.

El rey ha muerto, larga vida al rey.

¡¡¡Larga vida a los Frikis !!!

No hay comentarios: