Bookmark and Share

06 junio 2008

De la maestría a la mercadería.



Tengo que reconocer que me considero un friki pobre. Es decir, a pesar de tener multitud de aficiones y de ser seguidor de cantidad de series televisivas, películas, series de anime o mangas y comics. Sufro la desgracia de carecer del elemento más necesario para poder llevar a buen termino mis frikada, la muy preocupante carencia de dinero. Es por ello, que a pesar de ser un fanático de los videojuegos, me he obligado a resistirme a caer en la tentación de adquirir sin pensar una de las nuevas videoconsolas de última generación que salieron al mercado hace ya un par de años.

En realidad, en parte se debe a que todavía no he terminado con la mayoría de videojuegos que aun me quedan por jugar en mi preciada PS2. Pero otra de las cuestiones que también me han permitido reprimir mis ansias por adquirir una de estas máquinas es el hecho de que he pasado diez años desde que apareció uno de los mejores juegos de la historia de los mismos. Se trataba del MGS (Metal Gear Solid), la tercera parte de una saga de videojuegos que ya habían cosechado gran éxito en un desconocido sistema informático llamado MSX (si, es cierto, aquí en España se le conocía bastante, pero no deseo ponerme a divagar sobre la historia de los microordenadores personales por lo que aceptemos que salvo en Japón el MSX era una máquina bastante desconocida y menospreciada). Pero había sido anunciado a bombo y platillo que para la PS3 saldría en exclusiva la sexta parte de esta saga, el MGS 4 Guns of the Patriots. Esto dejaba mi elección casi sentenciada, es decir, si me veía obligado a dejar a tras a mi querida PS2 su sustituta seria la PS3. Pero a pesar de reconocer que mi elección al comprar la PS2 ha sido realmente afortunada (vista la inmensa colección de títulos que han aparecido para dicha máquina), la razón por la que decidí dar el paso de adquirir la PS2 se debía a que pronto saldría al mercado la segunda parte del MGS 2 Sons of Liberty. Por eso sin pensar en las consecuencias que tendría para mi economía el soltar alegremente 60.000 pesetas (lo que ahora son 360 eurillos) adquirí todo ilusionado mi “Estación de Juegos 2”. Por desgracia el MGS 2 no tendría el cuidado que hizo del MGS uno de mis juegos preferidos. Por supuesto, lo mismo sucedió con el MGS 3, y parece que lo mismo ha sucedido con en MGS 4. Pero esta vez no he sido tan irreflexivo a la hora de arruinar mi economía para adquirir una nueva “Estación de Juegos 3”.

Y ¿Por qué he tenido que soltar toda esta parrafada antes de decir cuales son las razones que me han llevado a añadir este opinión?

Pues son sencillas, e vuelto a sufrir una nueva decepción en lo que respecta a que el mundo se mueve por puro y cochino dinero. Algo que es normal, puesto que todos tenemos que comer todos los días. Pero me molesta en sobre manera como la gente es tan hipócrita de negar que hace las cosas por el vil metal. Y son capaces de decir que a ellos solo les mueve el arte y las ganas de demostrarle al mundo de los que son capaces de llegar a hacer… Aunque se guardan bien de terminar la frase poniendo la puntilla de verdad que seria decir: …por dinero.

Todo esto se debe a que llevo más de nueve años esperando a que el señor Hideo Kojima, decidiese implicarse en dedicar el mismo esfuerzo a sus obras como lo hizo en su más grande obra, el MGS. Por desgracia, nuestro gran artista decidió que para que hacer grandes esfuerzos si el aficionado es masoquista, y le da igual si el producto que compra es bueno o malo, si has logrado que un seguidor te siga, has conseguido a un drogadicto seguro (aunque no se trate de narcoticos).


video


Pues eso es lo que ha sucedido, después de sacar al mercado esa maravilla llamada MGS, en la cual se invirtió tanto esfuerzo por parte del artista como a posteriori en cuestión de traducirla para que todos los aficionados pudiesen disfrutarla. Principalmente a mi parecer la versión española es una maravilla, sobre todo al esfuerzo del actor de doblaje AlfonsoVallés. El cual consiguió prestando su voz, darle un carisma sin igual a Solid Snake. La verdad es que toda la trama del juego es una maravilla y disfrutar de esta como si de una película se tratase con la ventaja de ser tu el que maneja al protagonista ya es la leche.

Bueno, pues os podéis imaginar mi decepción al adquirir la segunda parte de esta gran obra y encontrarme que mientras van sucediendo los acontecimientos, yo me veo obligado a tener que leer unos bonitos subtítulos que hacen que pierda la mayor parte de la emoción de las escenas por no decir que en determinados momentos me resultaba imposible comprender que es lo que se decía (si, es increíble, no se ingles, ¿pasa algo?). A esto debía añadirle que el increíble personaje de Solid Snake se convirtió en otro Solid Snake mucho más soso. Puesto que la voz del señor Valles brillaba por su anuencia y nos dejaban disfrutar de la voz de un tipo llamado David Hayter, al cual ni mucho menos trato de menospreciar, puesto que su trabajo es perfecto, pero que nada tiene que ver con la voz cascada de Alfonso Vallés. Además de que el resto de los personajes también tenían unas bonitas voces inglesas igualmente ininteligibles para un servidor (de nuevo lo repito, no se ingles).



video


El hecho de tener que pasar más tiempo leyendo que dedicandome a la cuestion importante que es jugar al juego y por supuesto disfrutar de la historia. Hizo que perdiese mucho interés por el tema. Realmente ni siquiera llegué a terminarme el MGS 2 Sons of Liberty. Pero esto no impidio que mantuviese la esperanza que el la siguiente parte es decir el MGS 3 Snake Ester pudiese de nuevo disfrutar de un producto como se merece. Tanto por el hecho de que se trata de una de las mejores sagas de videojuegos jamás creada, como por el hecho de que el producto cuesta la friolera de 58 euros (lo cual para mi economía es algo bastante caro). Por desgracia mis sospechas sobre el hecho de que el juego de nuevo seria traído al mercado español con el esfuerzo de poner a un mono a picar los diálogos fueron fundadas y en el 2005 me encontré con que un nuevo MGS aparecía en mi consola obligándome a leer como un descosido mientras me pierdo todo lo importante que sucede en la pantalla. ¿O es que soy el único en este país que prefiere ver una película doblada que subtitulada? Pues a mi entender sucede lo mismo con los videojuegos. Vamos que todas las cinemáticas me pierdo más de la mitad leyendo las letritas que salen a pie de pantalla y si además le añadimos una escena frenética lo único que logro recoger son la mitad de todas las frases.


video

video



Por desgracia lo mismo ha sucedido con el MGS 4 Guns of the Patriots. De nuevo los que hablamos únicamente castellano nos veremos obligados a pasar mas tiempo fijándonos en lo que sale en el pie de la pantalla que disfrutando de los que muestra en toda ella. De nuevo, el doblaje al castellano a sido ignorado de forma descarada y flagrante. A ello le añadimos que el coste del producto casi se ha duplicado, lo cual no logro llegar a comprender por que si te has limitado a ponerle subtítulos, el mismo producto lo puedes vender en todos sitios igual. Y por ultimo me fastidia aun más como el propio autor tiene el morro de decir que esta es su mejor obra en la que no ha tenido encuesta los costes y demás palabrería cuando a la larga ha vuelto a hacer lo mismo que en sus obras anteriores dejar de lado la maestría para adaptarse a la mercadería.


video


Por otro lado, si bien dejamos al lado el hecho de que se haya decidido abaratar costes evitando tener que pagar a un estudio de doblaje por cada país en el que se vende el videojuego. Tengo que reconocer que un juego en el que tengo que prestar atención a los subtitulo para comprender que es lo que dice el protagonista hace que pierda interés por dicho protagonista. Cuando jugué al MGS realmente disfrute de lo lindo escuchando al irónico Snake. Su voz ayudo muchísimo junto con sus diálogos a convertirlo en uno de mis personaje preferidos. Pase horas inolvidables escuchando a la vez que visionando todo el videojuego. Y le pese a quien le pese el trabajo de Alfonso Vallés hizo que esperase con ansias la segunda parte del mismo. Incluso me obligo a comprar la PS2. Pero esta vez, creo que viendo que el nuevo MGS sale en ingles (aunque tiene letritas para que se lo pueda jugar un español que no sepa ingles) realmente pierde todo mi interés y logra que posiblemente me decante por una XBOX 360 que seguro que con el paso del tiempo ve adaptado el videojuego a su plataforma (aunque no tenga todo lo que lleve el de PS3). Por que a fin de cuentas que más da, si voy a tener que perdérmelo casi todo leyendo pies de pantalla.

No hay comentarios: